PARA EMPEZAR…PRIMERO LO PRIMERO

Empezamos la semana y tenemos ya en mente cientos de tareas y objetivos que cumplir. Desde las mundanas tareas domésticas hasta los más importantes objetivos profesionales, pasando por ese tiempo que queremos pasar con la familia y amigos. Seguramente nunca nos hayamos parado a pensar cuantas cosas llegamos a hacer a lo largo de la semana, y cuánto nos queda por hacer. Si bien no recomiendo hacer esto,  sí aconsejo la siguiente herramienta para , al menos , clasificar estas tareas para conseguir los objetivos que para nosotros son los más importantes. Se trata de la matriz de Eisenhower para priorizar tareas.

Seguir leyendo PARA EMPEZAR…PRIMERO LO PRIMERO

Cuando la víctima se defiende.

No hay mejor defensa que un buen ataque.

Hay situaciones en la vida en la que alguien la toma con nosotros sin ningún motivo aparente, haciéndonos la vida más difícil desde el primer momento a pesar de nuestra actitud positiva hacia ellos.

Este tipo de situaciones suelen ser muy frecuentes en los entornos laborales, donde la competencia es alta. Hay personas que, bien sea por envidia, falta de autoestima o incluso narcisismo, deciden atacar generalmente a aquellos que brillan y que jerárquicamente suelen estar por encima de ellos. Lógicamente, la intención positiva de esta actitud suele ser la de usurpar el puesto de esta persona.

Los ataques en un principio pueden ser sutiles y aparentemente inocentes, para convertirse en verdaderas agresiones verbales y actitudinales.

Esto va generando poco a poco un clima de tensión que genera una situación de mobbing en el lugar de trabajo.

El agresor comienza a hacer ver a los demás mediante comentarios malintencionados que su compañero de trabajo no es apto o que incluso no es buena persona, atacando no sólo su esferal laboral sino también personal y psicológica.

Lo habitual es que esta persona vaya creando en torno a él una red de seguidores ante los que expone sus argumentos y provoca que se contagien de su misma actitud.

La víctima poco a poco se va sintiendo cada vez más acorralada, generando en ella sentimientos de inseguridad y malestar. En muchas ocasiones la víctima incluso llega a sentirse culpable y a pensar que ha hecho algo mal.

Llegado este punto, la víctima puede seguir dos caminos distintos :

Uno, en el que va a seguir siendo víctima mientras dura la relación laboral, pudiendo llegar a afectar gravemente a su bienestar. Son innumerables los casos de mobbing en los que la víctima incluso puede llegar a tener graves problemas de salud y su bienestar psicológico puede verse seriamente comprometido.

Y el otro camino: Defenderse.

Cuando la víctima decide defenderse pueden ocurrir varias cosas. La víctima llega a este punto cuando ya no puede más o bien cuando ya ha vivido esta situación en un trabajo anterior y ha aprendido que las consecuencias de no defenderse pueden llevarle a situaciones muy desagradables. No es de extrañar que incluso la reacción pueda ser desproporcionada y pillar al agresor por sorpresa, convirtiéndose en este momento en verdugo ante los ojos de los demás.

En este caso podemos decir que estamos utilizando nuestro enfado de forma positiva, como te contaba en mi post El lado positivo del enfado

¿Es esto justo? ¿La víctima no tiene derecho acaso a defenderse?

Habrá personas que lo comprendan y apoyen a la víctima ahora que se ha convertido en su propia defensora e incluso verdugo, pero no así el círculo de adeptos que se ha ido creando el agresor.

Esta situación puede llevar a sentirse culpable a la víctima, que por otra parte suele ser buena persona, haciéndole incluso pensar que tendría que haber aguantado más la situación o incluso cambiado de trabajo. Soportando graves perjuicios para su bienestar.

Lo que esta persona tiene que tener claro es que este el precio que tiene que pagar para no llegar a una situación en la que las consecuencias podrían haber sido más graves.

Cuando antes comprenda que en realidad es un derecho el hecho de poder defenderse y que la única persona culpable de esta situación es el agresor, antes podrá seguir dando lo mejor de sí misma en su trabajo.

Esperar que el mundo te trate con justicia porque usted es una buena persona es un poco como esperar que un toro no te ataque porque eres vegetariano. (Dennis Wholey)

Afortunadamente cada vez más empresas saben esto y defienden a sus trabajadores de estas situaciones. Si no es así, te tocará defenderte por tu cuenta. Pero no lo dejes pasar, no estás en esta vida para que te agredan. No vas a dejar de ser una buena persona por defenderte.

 Puede que pierdas algo en el camino, como compañeros que pensabas que te apoyaban y en realidad eran cómplices de tu verdugo. Estas personas en realidad también es mejor evitarlas ya que son fácilmente influenciables.

 Pero tienes mucho que ganar.

¿Merece la pena defenderse? Yo creo que sí.

Si quieres aprender más sobre Psicología y Coaching, te invito a leer el primer capítulo de mi libro pinchando en el siguiente enlace PyCoFullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena.

(Dentro de la página de Amazon pincha en echar un vistazo y te mostrará el contenido).

También puedes leerlo entero de forma gratuita si perteneces a KindleUnlimited.

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada publicación nueva suscríbete al blog en la parte derecha de esta página. 100% libre de spam.

Esther Canales Castellanos.

Psicóloga Experta en Coaching PsEC y Economista.

El deporte, el mejor aliado del músico.

Hacer deporte reporta indudables beneficios para aquel que lo practica aumentando su calidad de vida. En el caso de los músicos, el deporte puede convertirse en el mejor aliado para mejorar aún más como músico. Practicar deporte de forma planificada y reflexiva ayuda a reforzar y a asentar nuestro desempeño como músicos.

rana escuchando música

Podemos resumir los beneficios en los siguientes puntos: Seguir leyendo El deporte, el mejor aliado del músico.

La prodigiosa memoria de los músicos.

Siempre me ha parecido fascinante la extraordinaria memoria musical que tienen algunos músicos, como solistas y cantantes, para ser capaces de memorizar conciertos enteros a la hora de interpretar con sus instrumentos.

No es necesario irse al ámbito profesional para comprobarlo. Con determinados métodos de estudio como el método Suzuki, se consigue que niños de 5 o 6 años sean capaces de tocar de memoria piezas de cierta dificultad para ellos.

Interpretar de memoria supone enormes ventajas, como poder tocar en cualquier momento aunque no tengas tus partituras, sentirte más libre, poder fijarte en más detalles de tu sonido, afinación o expresividad con mayor concentración.

Sin embargo, también tiene inconvenientes, como la mayor necesidad inversión de tiempo de estudio. Aunque el mayor de los problemas es el de quedarse en blanco, lo que puede desembocar en miedo escénico.

¿De donde proviene la moda de tocar de memoria?

Hasta el siglo XIX se consideraba arrogante tocar de memoria, hasta que Clara Schumann y Franz Liszt comenzaron a hacerlo sin problemas, y se recuperó el hábito de tocar de memoria que era habitual en épocas anteriores , en las que no se tenía fácil acceso a partituras. Recordemos que antes de la creación de la imprenta en el Renacimiento, tocar de memoria era una necesidad debido a la poca cantidad de partituras disponibles.

Anteriormente a estos pianistas del romanticismo, grandes figuras musicales como Beethoven o Chopin desaprobaban que sus alumnos tocasen de memoria. El mismo Mendelssohn utilizaba partitura en sus conciertos, a pesar de su prodigiosa memoria musical.

¿Cómo funciona la memoria?

El tipo de memoria predominante que utilizan los músicos se denomina procedimental y se adquiere a través de la repetición. Este tipo de memoria nos permite la realización de actividades complejas sin tener que dedicarle una gran atención.

El problema de este tipo de memoria es que no funciona bien cuando se interpone el estrés o la ansiedad en la recuperación de los recuerdos adquiridos de esta manera, ocasionando que nos quedemos en blanco.

Algunas estrategias para no quedarse en blanco.

Existen diversas técnicas para evitar quedarte en blanco de las que destacan las siguientes:

  • La repetición es fundamental para fijar la pieza.
  • Analizar la estructura de la pieza para comprender mejor lo que estamos memorizando y saber en que momento estamos en el caso de quedarnos en blanco.
  • Ensayar la pieza empezando desde distintos puntos.
  • Realizar audiciones frecuentes de la pieza
  • Tocar la pieza en tu mente.

¿Como afecta la memorización a tu cerebro?

El desarrollo de las habilidades del músico afecta directamente a su cerebro. Se ha estudiado que cuando escuchamos música se activan distintas regiones del cerebro, pero sobre todo la zona del hipocampo. En lo músicos esta activación es mucho mayor y, así mismo, desarrollan más sustancia gris.

Diversos estudios neurocientíficos han comprobado que la memoria musical se mantiene más firmemente que otros recuerdos. Es el caso de pacientes amnésicos o enfermos de Alzheimer que no son capaces de recordar quienes son y sin embargo recuerdan melodías de su infancia.

Una posible teoría es que, puesto que la música afecta a diversas áreas del cerebro, esta amplia interconexión propicia que la memoria sea más robusta.

En definitiva, el cerebro del músico no deja de arrojar datos interesantes sobre su funcionamiento que puede utilizarse en otros ámbitos.

Si quieres conocer más datos sobre el cerebro y música no puedo dejar de recomendarte los libros Cerebro y música, una pareja saludable y Música y neurociencia de Jordi Jauset, escritos en un lenguaje muy sencillo y ameno.

Si quieres aprender más sobre Psicología y Coaching, te invito a leer el primer capítulo de mi libro pinchando en el siguiente enlace PyCoFullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena.

(Dentro de la página de Amazon pincha en echar un vistazo y te mostrará el contenido).

Solo por esta semana podrás encontrarlo a un precio muy especial

También puedes leerlo entero de forma gratuita si perteneces a KindleUnlimited.

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada publicación nueva suscríbete al blog en la parte derecha de esta página. 100% libre de spam.

Esther Canales Castellanos.

Psicóloga Experta en Coaching PsEC, Economista y profesora de piano.


Nuevos mapas para el cambio

» Si nada cambia pero yo cambio, entonces todo cambia».

Marcel Proust.

Todos sabemos que cuanto tenemos entre nuestras manos un mapa, se trata de la representación de un territorio sobre el papel. El mapa no es el territorio. En realidad , el mapa es como un paradigma. Es una teoría, una explicación o un modelo de algo.

Cada uno tenemos diferentes mapas en la cabeza , que podríamos clasificar en dos grandes tipos : mapas del modo en que es la realidad, y mapas del modo en que debería ser la realidad. De esta doble forma interpretamos la realidad que experimentamos, dando por sentado que el modo en que vemos las cosas son lo que realmente son o deberían ser. Nuestras percepciones están íntimamente relacionadas con estas interpretaciones. Así, tendemos a pensar que vemos las cosas como son en realidad, que somos totalmente objetivos, cuando en realidad vemos las cosas como estamos condicionados a verlas.

Cuando se produce una crisis de cualquier tipo, las personas tendemos a ver nuestras prioridades bajo una luz diferente, cambiamos de paradigma. Es el caso de un cambio de trabajo, el nacimiento de un hijo, una enfermedad, etc.  Nuestro mapa cambia, viendo las cosas de un modo diferente. Empezamos a ser diferentes, a funcionar desde otro paradigma distinto.

 Lo que vemos está muy relacionado con lo que somos.

Los nuevos paradigmas hacen que veamos la realidad de un modo nuevo, que nos hace utilizar un mapa diferente. Si no cambiamos nuestro paradigma no podremos afrontar la nueva situación. De ahí la necesidad de ser flexible ante los vertiginosos cambios que se producen hoy en día, en la era de la información y el conocimiento, donde lo que hace años era inamovible ahora es cuestionable.

Ante tanto cambio, es necesario contar con unos principios sólidos e inquebrantables, unos faros que nos guíen en la niebla. Los paradigmas son una realidad subjetiva, son mapas y debemos estar dispuestos  a cambiarlos según los acontecimientos que van sucediendo en nuestra vida. Pero los principios, son una realidad objetiva, son el territorio, son inalterables. Entre estos principios se encuentran el amor, la integridad, la honestidad, la dignidad humana, la paciencia, la excelencia, etc. , son verdades profundas y universales. Son los faros.

Cuanto más en consonancia estén nuestros paradigmas con los principios o leyes naturales, más funcionales y objetivos serán nuestros mapas. Es por eso que es necesario cambiar de perspectiva, ya que, el modo en el que vemos el problema es el problema.

“ No debemos dejar de explorar, porque al final de nuestra exploración llegaremos al punto de partida y conoceremos ese lugar por primera vez” T.S Eliot.

Si quieres aprender más sobre Psicología y Coaching, te invito a leer el primer capítulo de mi libro pinchando en el siguiente enlace PyCoFullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena.

(Dentro de la página de Amazon pincha en echar un vistazo y te mostrará el contenido).

También puedes leerlo entero de forma gratuita si perteneces a KindleUnlimited.

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada publicación nueva suscríbete al blog en la parte derecha de esta página. 100% libre de spam.

Esther Canales Castellanos.

Psicóloga Experta en Coaching PsEC y Economista.

Beneficios de la música para los bebés

Es indudable que no hay nada más reconfortante y placentero para un bebé que su madre cantándole una nana. Parece algo casi mágico.

Como ya comentaba en mi post Escuchando música en el vientre materno, el oído comienza a desarrollarse muy pronto durante el embarazo, de tal manera que el feto ya es capaz de escuchar en su cuarto mes de gestación. La voz de su madre es la primera que escucha, por lo que no es de extrañar que sea la que más le reconforte.

Al igual que se ha demostrado que es muy recomendable exponer al feto a estímulos musicales durante el embarazo, también lo es cuando nace. Hay cada vez más investigaciones científicas que apoyan los siguientes beneficios:

  • Ayuda a la posterior adquisición del lenguaje, ya que hace que se activen numerosas regiones del cerebro relacionadas con el habla, lo que potencia la posterior comprensión del lenguaje.
  • Propicia la relajación del bebé, siempre que se trate de una música relajante, lógicamente, de tal forma que ayude a acompasar su frecuencia cardiaca. Hay música que les ayuda a inducir el sueño creando un ambiente óptimo para tal fin.
  • Ayuda al desarrollo psicomotriz del bebé. Hoy en día existe una considerable oferta de música adaptada al desarrollo cognitivo infantil, que puede variar según la actividad que esté llevando a cabo el bebé. La música estimula la expresión corporal y mejora la coordinación, favoreciendo la comunicación con el mundo que le rodea.
  • Relacionado con el anterior punto, se ha estudiado que la música es muy beneficiosa en el desarrollo físico del bebé. Esto se debe a que influye positivamente en el desarrollo del sistema nervioso y muscular.
  • La música beneficia al sistema inmunológico al originar que se produzcan hormonas beneficiosas para el organismo.
  • La música infantil lúdica suele ser muy alegre e induce a estados emocionales positivos, lo que ayuda a los pequeños a gestionar mejor sus emociones cuando la escuchan.
  • Existe un vínculo afectivo con la música que se escuchó de bebé, ya que escuchar música potencia, desarrolla y estimula distintas emociones , que suelen ser agradables.
  • Se ha demostrado también que la música potencia la concentración y aumenta la creatividad, por lo que estimula el aprendizaje.

Es importante elegir bien la música a la que se expone a los bebés, que muchas veces va en consonancia con el estilo musical de los padres. Pero también es necesario incluir otros estilos que les inviten a cantar o a moverse que están especialmente pensados para esta etapa. También es importante exponer al bebé a composiciones de todos los estilos, ellos mismos nos indicarán si les agrada o no.

También es muy importante proveer al pequeño de objetos que le permitan realizar música. Existen muchos juegos musicales en el mercado e incluso instrumentos musicales adaptados a cada edad, como los siguientes.

Una adecuada estimulación musical en esta etapa puede resultar más beneficiosa de lo que podamos pensar.

Si quieres aprender más sobre Psicología y Coaching, te invito a leer el primer capítulo de mi libro pinchando en el siguiente enlace PyCoFullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena.

(Dentro de la página de Amazon pincha en echar un vistazo y te mostrará el contenido).

También puedes leerlo entero de forma gratuita si perteneces a KindleUnlimited.

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada publicación nueva suscríbete al blog en la parte derecha de esta página. 100% libre de spam.

Esther Canales Castellanos.

Psicóloga Experta en Coaching PsEC y Economista.

Deja de ser esclavo de tu pasado

 No revuelvas una herida que está cicatrizada.

 No rememores dolores y sufrimientos antiguos.

Lo que pasó,¡pasó!

 De ahora en adelante procura construir una vida nueva,

dirigida hacia lo alto

 y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás”.

Mahatma Gandhi.

Esta aseveración de Gandhi con la que comienzo este post seguramente a más de uno nos remueve un poco. ¿Quién no tiene algún recuerdo doloroso del pasado? ¿Quién no revuelve el pasado de vez en cuando, en mayor o menor medida? Es algo inevitable en el ser humano remover viejas heridas. Se trata sin duda de un mecanismo de protección que pensamos que nos va a servir para evitar sufrimientos futuros.

Nos cuesta aceptar que lo que pasó, PASÓ. Nos hubiese gustado actuar de otra manera porque en el fondo también nos sentimos culpables. Como, por ejemplo, no haber visto venir que alguien quería hacernos daño o manipularnos y ahora estamos pagando las consecuencias.

Qué claro lo vemos todo después de que haya pasado. ¡Y qué rabia nos da no poder volver al pasado para cambiarlo todo!

Pero aprender de estas experiencias dolorosas no significa que tengamos que estar continuamente abriendo una herida que, por el tiempo transcurrido, probablemente tendría que estar ya cicatrizada.

 ¿No le estaremos dando demasiada importancia en nuestra vida a aquel que nos hizo daño? Tal y como decía en otro post ,si quieres que entre algo nuevo en tu vida, crea el espacio

Aprender de la experiencia es aceptar lo que ha ocurrido y continuar con tu vida. Una forma efectiva de hacerlo es escribir una carta de duelo. Para ello puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Encuentra un momento en el que nadie te puede interrumpir.
  2. Escribe una carta con todo lo que pienses de la persona que te ha hecho daño , sin censuras. Insulta si es necesario.
  3. Termina la carta afirmando que aceptas lo que ha sucedido y que eres libre a partir de ahora.
  4. Quema la carta, déjala reposar unas horas y esparce las cenizas con la intención de liberar esa carga de tu vida.

Realizar esta pequeña ceremonia te ayudará a poner un punto de inflexión en tus pensamientos y te hará consciente de que eres libre de ese pasado.

Si vamos llevando pesadas cargas de dolores y sufrimientos antiguos, no vamos a ser capaces de disfrutar nuestro presente. Es más, nuestro presente estará construido sobre un pasado desagradable. Si tienes que construir algo sobre el pasado, que sea sobre tu mejor pasado. Porque estoy segura de que en tu pasado también ha habido alegrías y momentos inolvidables.

Como bien dice Gandhi “De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás”.

Si quieres aprender más sobre Psicología y Coaching, te invito a leer el primer capítulo de mi libro PyCoFullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena.

(Dentro de la página de Amazon pincha en echar un vistazo y te mostrará el contenido).

También puedes leerlo entero de forma gratuita si perteneces a KindleUnlimited .

Esther Canales Castellanos.

Psicóloga Experta en Coaching PsEC y Economista.

Perfeccionando tu presente

» A veces es necesario mirar la vida

desde una perspectiva diferente»

Nos pasamos la vida pensando que no tenemos suficiente tiempo, dinero, suerte, espacio o lo que sea. Los medios publicitarios se encargan de apoyarnos en esta creencia, con lo que es fácil escuchar a alguien diciendo “ no tengo suficiente…”. Sin embargo, uno de los principios de los que partimos en coaching es que el presente es perfecto tal y como es. Puede que no nos guste cómo es, pero es como tiene que ser. Es decir, todo pasa por algún motivo, por lo tanto habrá que cambiar algo que nos lleve a otro presente que nos ayude a conseguir lo que queremos en la vida.

Una solución muy potente es, en lugar de centrarnos en la escasez, dirigir nuestra atención hacia lo que sí tenemos. Si nos centramos solo en la escasez y únicamente nos quejamos de ella, no encontraremos la solución para tener abundancia, sino que centraremos nuestra atención en más escaseces. Cuando insistimos en que no tenemos suficiente tiempo o dinero, ¿has pensado en cambiar de hábitos y habilidades para dejar de tener esa escasez? O ¿Sólo te revuelves en la queja únicamente para darte cuenta de que te sientes impotente?

Cuando la gente me pregunta como consigo hacer tantas cosas, mi respuesta es que nunca me quejo de que no tengo tiempo. Si no me da tiempo a hacer algo, no es por falta de tiempo, sino por no haberme planificado adecuadamente, infraestimando el tiempo que necesito para realizar algo. También me ayuda a descubrir a qué cosas tengo que decir que NO la próxima vez. Es decir, como decía en mi post Aprende a decir No y dilo a menudo, si tienes claras tus prioridades y estás dispuesto a crear hábitos y a renunciar a otras cosas, te encontrarás con que tienes el tiempo que necesitas.

Uno de estos hábitos es elaborar sistemas que te ayuden a sistematizar tareas que normalmente te llevan mucho tiempo, pero que necesitas hacer (como las tareas domésticas, la compra, los recados, etc).

Tener una buena organización te ayuda a perfeccionar tu presente y poder disfrutarlo más, para ello hay que crear el hábito de organizarse periódicamente. Si quieres más ideas para gestionar tu tiempo puedes leer mi post Revoluciona la gestión de tu tiempo en diez pasos.

En definitiva, perfeccionar tu presente implica realizar un trabajo de desarrollo personal constante. La vida nunca va a ser perfecta, siempre van a surgir problemas e incomodidades alternados con momentos buenos. Pero si trabajas en tu desarrollo personal, encontrarás las herramientas que necesitas para cambiar de perspectiva cuando lo necesites.

Una forma de trabajar en tu desarrollo personal es a través del coaching. En mi post El coaching y el descubrimiento del Nuevo Mundo descubrirás a lo que me refiero.

Si quieres aprender más sobre Psicología y Coaching, te invito a leer el primer capítulo de mi libro PyCoFullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena.

(Dentro de la página de Amazon pincha en echar un vistazo y te mostrará el contenido).

También puedes leerlo entero de forma gratuita si perteneces a KindleUnlimited .

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada publicación nueva suscríbete al blog en la parte derecha de esta página. 100% libre de spam.

Esther Canales Castellanos.

Psicóloga Experta en Coaching PsEC y Economista.

CLAVES PARA APRENDER A TOCAR UN INSTRUMENTO MUSICAL SIENDO ADULTO.

«Se empieza a envejecer cuando se deja de aprender”.

Proverbio chino.

Muchas personas se preguntan si es posible aprender a tocar un instrumento musical siendo adultos.

Una de los motivos por los que se preguntan esto es porque aparentemente los niños aprenden música con más facilidad que los adultos. Y normalmente es cierto. Además no suelen ser muchos los alumnos adultos que se lanzan a la aventura.

La plasticidad cerebral en los niños y adolescentes es enorme y es cierto que se fija mucho más rápidamente casi cualquier conocimiento que cuando se es adulto. Además, los niños se acercan al aprendizaje de la música desde una perspectiva mucho más intuitiva y sin tantos juicios y razonamientos como hacemos los adultos.

 Pero esto no significa que en la edad adulta no se pueda aprender, sino que hay que aprender de una forma diferente y no esperar resultados tan rápidos. Esto no es necesariamente negativo, sino que, al tener una experiencia vital mayor, se pueden aplicar otros conocimientos al aprendizaje.

A continuación te dejo algunas claves :

  1. Acepta que puedes aprender, aunque seas adulto. El hecho de que siendo adulto se aprenda de forma diferente, no significa que no se pueda aprender. De esta forma dejaremos de utilizar como excusa nuestra edad. Además, está idea funciona como una profecía de autocumplimiento. Si quieres saber cómo utilizarlo a tu favor, no te pierdas mi post El peligro de las profecías de autocumplimiento
  2. Destina tiempo a estudiar a estudiar música periódicamente. No digo que tenga que ser todos los días, pero tiene que haber una continuidad en el estudio. Tienes que intentar sacar algo de tiempo al menos tres o cuatro veces por semana, y si es todos los días mejor. Se avanza más con media hora todos los días que con 3 horas de golpe un sólo día. Sé que esto es difícil con las apretadas agendas que tenemos, pero es importante crear el hábito. Si aprender música es importante para ti, encontrarás el momento. Si quieres algunas claves para organizarte mejor te recomiendo que te pases por mi blog de Psicofullness y leas el post Revoluciona la gestión de tu tiempo en 10 pasos
  3. Por otro lado, si pasamos más tiempo del debido sin tocar, procura no sentirte culpable. Piensa que no partes de cero, siempre se puede retomar. Pero procura que sea la excepción y no la norma.
  4. Mantén viva tu motivación. Con la música es sencillo mantenerse motivado encontrar aquellas piezas que sueñas con tocar. Además, hay otras formas de estudiar música mientras que estás lejos de tu instrumento, como leer la partitura en un rato libre que tengas o  escuchar distintas interpretaciones de la pieza. Descubre la importancia de hacer cada día algo que te ilusione
  5. Disfruta tocando. No pienses tanto en alcanzar la perfección. Es muy importante disfrutar de la música que eres capaz de tocar. Deja las autocríticas de lado.
  6. No te compares. Aunque es muy bueno tomar como referencia las interpretaciones musicales profesionales que escuchas, no te compares. No es justo. Un profesional ha invertido miles de horas en tocar como lo hace, seguramente desde su infancia. No debes pretender tocar de la misma manera, aunque te puede servir de inspiración. El objetivo es aprender a tocar y a disfrutar con el proceso.
  7. Aprende a desapegarte del resultado. Interpretar música es mucho más complicado de lo que aparece en las películas. Tu interpretación puede variar de cómo te sientas, tu estado físico, si has estudiado más o menos y un largo etc.
  8. Confía en tus conocimientos musicales que has obtenido a lo largo de tu vida. Ten en cuenta que ya has escuchado mucha música.
  9. Crea tu espacio musical que te evada de las obligaciones diarias.

Si quieres profundizar más en este tema te recomiendo que leas también mi post Aprender un instrumento siendo adulto, algo más que una ilusión.

Te dejo también algunos libros recomendados:

Por elevada que sea tu edad para comenzar a aprender,  ten en cuenta que tú también puedes llegar a ser un buen músico. Nunca dejes de lado  lo más importante que es disfrutar con la música.

Si quieres aprender más sobre Psicología y Coaching, te invito a leer el primer capítulo de mi libro pinchando en el siguiente enlace PyCoFullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena.

(Dentro de la página de Amazon pincha en echar un vistazo y te mostrará el contenido).

También puedes leerlo entero de forma gratuita si perteneces a KindleUnlimited.

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada publicación nueva suscríbete al blog en la parte derecha de esta página. 100% libre de spam.

Esther Canales Castellanos.

Psicóloga Experta en Coaching PsEC y Economista.

¿Seguro que tienes depresión?

«Antes de autodiagnosticarse de depresión o baja autoestima,

asegúrese de no estar rodeado de idiotas».

Sigmund Freud.

Es sencillo oir hablar de depresión , de hecho es uno de los grandes males de nuestro tiempo. Cuando nos sentimos mal, es normal preocuparnos, entonces nos encontramos con la información de que una persona con depresión puede tener los siguientes síntomas :

  • Un cambio en el estado de ánimo mantenido en el tiempo (principalmente tristeza, llorando sin motivo).
  • La pérdida de interés en actividades que son por lo general placenteras.
  • Problemas con el sueño (despertar en las primeras horas de la mañana, sueño no reparador, etc.).
  • Ansiedad constante con momentos en que se agudiza, incluso en situaciones hasta ahora consideradas de rutina y sin riesgo.
  • Irritabilidad inusual que requiere una gran cantidad de energía para controlarla.
  • Cansancio excesivo o enlentecimiento de los movimientos.
  • Incapacidad para funcionar, para llevar a cabo las tareas cotidianas.
  • Una mayor sensibilidad al ruido.
  • Cambios no habituales en el apetito.

Entonces, de repente, nos sentimos muy identificados con estos síntomas y …zass! nos autodiagnosticamos de depresión. Y ya si encima vamos al médico a contarle nuestra situación y nos empieza a recetar  lexatin, valium, orfidal, y todas las benzodiacepinas posibles, asegurándote de que eso te va a sacar de la situación. Ahora ya sí que nos podemos poner la etiqueta de depresivos.

De hecho muchas veces este malestar que sentimos viene asociado a ansiedad y también esto nos lleva a una falta de autoestima, ya que no nos vemos capaces de manejar nuestra situaciones más cotidianas que antes realizábamos con éxito.

No estoy diciendo que este diagnóstico no sea acertado, hay veces que sí lo es. Tampoco digo que los medicamentos no sean útiles en determinadas situaciones ni que los médicos los receten sin ton ni son, pero … ¿ponernos la etiqueta de depresión y medicarnos para «continuar con nuestra vida» es la solución?

Lo que quiero reivindicar en este artículo es que , aunque hay veces que realmente se trata de una depresión de verdad, y como tal hay que darle la importancia que tiene y tratarla como es debido.Hay que tener cuidado porque podemos precipitamos al autodiagnosticarnos y entonces sí que podemos caer en una verdadera depresión y otros problemas asociados.

Por este motivo es importante acudir a un psicoterapeuta que nos ayude a averiguar el porqué de nuestro estado actual , y si se trata realmente de una depresión o no. De esta forma, en cualquiera de los casos, el profesional nos puede ayudar a elaborar unas pautas adecuadas para poder salir de ella. Estas pautas pueden incluir esa medicación de la que hablaba, que pueden hacer que disminuyamos la ansiedad y adormecernos para sentir menos dolor emocional. Pero sin dejar de lado lo más importante : nuestra mente y emociones.

Pero antes de autodiagnósticarnos y colgarnos el cartel de depresión, también debemos mirar a nuestro alrededor, a las circunstancias que hay en nuestra vida. Si hay algo o alguien que nos está  haciendo sentir preocupando y nos está llevando a tener los síntomas que antes mencionaba. Si es así, entonces podemos hacer algo para salir de ese estado y luchar por salir del hoyo en el que estamos metidos en lugar de seguir cavando. Como decía en mi anterior post “Céntrate en la solución, no en el problema”.

  La solución puede ser tan sencilla como cambiar de trabajo, dejar una relación que no interesa, cambiar de amistades. Sí, ya sé que a lo mejor la solución no es tan sencilla, pero la vida viene así, y hay que aprender a superar los obstáculos y no quedarnos atascados en ellos. Seguramente tú no tienes la culpa de que te hayas encontrado con personas indeseables que te amarguen la vida, pero hay que entender y aceptar la realidad, y tratar de buscar nuestras propias soluciones saliendo de nuestro papel de víctima.

Como decía Freud, hay veces que simplemente «estamos rodeados de idiotas «y salir de esa situación también acaba con nuestra “depresión”.

Si quieres aprender más sobre Psicología y Coaching, te invito a leer el primer capítulo de mi libro pinchando en el siguiente enlace PyCoFullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena.

(Dentro de la página de Amazon pincha en echar un vistazo y te mostrará el contenido).

También puedes leerlo entero de forma gratuita si perteneces a KindleUnlimited.

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada publicación nueva suscríbete al blog en la parte derecha de esta página. 100% libre de spam.

Esther Canales Castellanos.

Psicóloga Experta en Coaching PsEC y Economista.